lunes, 22 de septiembre de 2014

Las claves: Ilusión, esfuerzo y números

Mesa redonda final en la semana de Madrid es Moda en Conde Duque

El pasado viernes tuvimos la suerte de asistir al desfile y mesa redonda de La Intrusa como culminación de la semana (del 10 al 20 de septiembre) sobre "Madrid es Moda en Conde Duque" Me gustó especialmente esta mesa de diseñadores diferentes (que no "emergentes" ni "jóvenes") del barrio de Malasaña, formada por Roberto Navazo, Andrea Álvarez y María Delgado porque dieron algunas de las pautas y claves para que todo proyecto cultural y artístico tenga sus frutos:
  • Hay que ser creativos con la obra, con el producto resultado, pero también hay que saber ser creativo con los números.
  • Uno debe ser consciente de que no puede hacerse cargo de todos los costes que conlleva un proyecto, por eso surge la necesidad de juntarse con más gente, de colaborar y de tener la suerte de encontrar otra gente que esté alineada con tus mismos objetivos.
  • Un proyecto sale bien porque detrás hay gente muy preparada y muy trabajadora que se esfuerza y hace las cosas bien.
  • Hay que medir las posibilidades y ser consciente de que la producción (que tiene unos márgenes muuuy reducidos) debe ser capaz de compensar los gastos para mantener la viabilidad del proyecto y poder vivir de ello.
  • Hay que tener ilusión por algo y esforzase todo lo que se pueda para llevarlo a cabo.
Lo que me gustó menos fue el tono paternalista (y casi sensacionalista) del moderador, Pedro Mansilla, que trataba a estos diseñadores como "cadáveres exiquisitos" como "graciosas rarezas surgidas de la crisis que no tendrían continuidad más allá". Creo que no estaba entendiendo que los diseñadores estaban dando las claves del éxito (en viabilidad) y que la crisis no había sido la causa de sus proyectos sino que, por el contrario, habían adaptado sus proyectos vitales al camino que les había modelado la crisis intentado buscar las ventajas de la misma. El sentido era totalmente el contrario.


Por otro lado, fue muy grato conocer a Concha Hernández, la encargada desde hace unos meses de resurgir las actividades culturales del enorme centro cultural Conde Duque. Sin entrar en asuntos demasiado políticos no deja de ser curioso que desde el ayuntamiento se hayan gastado 75 millones de euros en remodelar dicho imponente edificio, y que luego el equipo de producción cultural sólo conste de 4 personas que trabajan sobrepasadas. No obstante, están poniendo todo el empeño, están ideando y haciendo cosas muy interesantes por el barrio (como la iniciativa Entorno Conde Duque junto con el museo Cerralbo) y están aplicando precisamente los términos que los diseñadores proclamaban en la mesa cuadrada: ilusión, esfuerzo y números. Todo nuestro apoyo a iniciativas así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada